dijous, 15 de desembre de 2016

138 días sin esquiar y a la Maladeta Oriental...

26-11-2016. El 2 de julio de este mismo año fue el último día que esquié. Subí al collado de Cabrioules por el valle de Remuñe. Una semana antes pude comprobar, después de una excursión con mis amigos del Komando Tortilla, que aún quedaba nieve suficiente para hacer la última esquiada de la temporada.

Este sábado por la pista de esquí de fondo de Llanos del Hospital

Este pasado día 19 de noviembre, hemos vuelto a dar comienzo a una nueva temporada de esquí. Han pasado 138 días sin esquiar y volvemos de nuevo a deslizarnos por el elemento blanco.

En julio desde el collado del Cabrioles

El sábado fue un día especialmente frío, para la época del año. En Llanos del Hospital la temperatura era de -6ºC a las 9 am. Salimos esquiando por la pista de esquí de fondo hasta la Besurta, y desde allí hasta la Renclusa esquivando alguna que otra piedra, pero sin dejar de esquiar. Pasamos por la Renclusa a saludar a Toño y preguntarle que tal estaba la nieve. Nos dijo que espectacular y así fue. Aunque el día no acompañó debido a la espesa niebla, fuerte viento y frío que nos hizo en la cima de la Maladeta oriental.

La Besurta


Saliendo del Refugio de la Renclusa

Abrimos huella hasta la rimaya y desde allí nos calzamos los crampones y nos hundimos hasta la cintura sobre una nieve todavía poco consistente.

Corredor de la Maladeta oriental

El descenso fue de pena. Y no por no disponer de un fantástico "Powder", si no por la niebla que no nos dejo disfrutar de la fantástica nieve. Muchos giros, caídas y mareos incluidos fue la tónica hasta llegar de nuevo a la Renclusa, donde Toño nos ofreció unos riquísimos caldos calientes para recuperarnos del frío...




Esto acaba de comenzar y parece que el invierno promete...!!!


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada