dimarts, 13 d’agost de 2013

Agulles de Perramó

13 de julio de 2013

Partimos desde el aparcamiento del valle de Estós (1.300 m) y una vez pasada la cabaña de Santa Ana, giramos a la izquierda por el sendero que lleva al ibonet de Batisielles, junto al lago encontramos un refugio vivac. Continuamos por el GR-11-2, dirección al refugio Angel Orus, hasta pasar el ibón gran de Batisielles desde el que ya observamos les Agulles de Perramó.  Este impresionante monolito, tal como dijo Jean Arlod, tiene una cierta similitud al Dru, es esbelto y aislado en medio del valle de Batisielles, rodeado por las Tuques d’Ixeia, xinebró i Batisielles.
Después de mirarnos las posibilidades de su cara norte y no identificar de forma clara sus vías –llevamos las reseñas del libro del CEC del Poset- decidimos girar hacia su cara sur para localizar alguna otra vía. Las horas pasan y decidimos realizar una exploración más exhaustiva para otras futuras escaladas. Finalmente escalamos –cara sur- la vía Fabres-Feiner (150 m IV+), que entra por la gran diagonal y que en cuatro largos de cuerda llega hasta el punto más alto de las agujas de Perramó (2.550 m). Esta vía es una forma rápida y bonita de ascender hasta la cima, sin grandes dificultades. Se encuentran algunos pitones en los puntos de mayor dificultad. Cuando acaba la diagonal que desemboca en un pequeño collado, punto de unión del resto de vías que siguen la arista, seguir la arista -más fácil- para llegar en un largo de cuerda a una reunión –pitones-, desde la que se inicia el último largo de cuerda por una fisura hasta la misma cumbre.

El descenso se realiza por su vertiente oeste, montando un rápel de 30 metros –en un árbol- para descender después por unas repisas de III, hasta llegar al collado. Desde el collado se puede descender por una canal hacia al sur o otra más difícil pero rápida por la cara norte (III), desde la que igual hay que montar algún rapel.

Aproximación: 2h30
Desnivel: 1.250 m
Vía: Fabres-Feiner (150 m IV+)
Horario: 2h
Xavi y Ciscu











Diedro SE del Spijoles

Día 12 de julio de 2013.

Ascensión número 58. Bellefon, P. (1977). Los Pirineos "Las cien mejores ascensiones y excursiones"

Después de nuestra ascensión bajo la lluvia del espolón norte del Lezat, nos encontramos de nuevo en el refugio de Espingo. Otra suculenta cena y de nuevo a dormir que mañana toca el diedro…

Son las 5 am de la mañana y de nuevo desayuno, material y a buscar las rampas que suben al diedro este del Spijeoles. Llevamos una cordada de una pareja, por delante, que de seguida les damos alcance. Llegamos a la nieve y repartimos material. Crampones y martillo para Xavi y yo me quedo con el piolet!. 

La pendiente es inclinada y la nieve esta algo dura, de forma que en la parte final –aunque vamos haciendo escalones- Xavi me tira la cuerda para llegar a la rimaya donde comienza la vía. 

Comenzamos rápido a escalar, pensando en las tormentas de la tarde. Sucesivos y estéticos largos nos van llevando por el diedro –no tiene pérdida- hasta llegar al paso clave de la escalada. Después de una bonita fisura hay que realizar un pequeño flanqueo con una placa de V+. El paso no es difícil pero exige mirarse bien las diminutas presas para no realizar un péndulo hasta la fisura. 

Desde aquí seguimos con algún largo de V+ hasta alcanzar el collado y llegar hasta la cima por su arista.

El descenso es por su vía normal y nos deslizamos sobre la nieve como si lleváramos esquís… Muy divertido y rápido.

Primera ascensión: F. Céréza y L. Malus (1946)
Desnivel: 300-350 m
Dificultad: D con un paso de V.
Horario: 3-4 horas.
Aproximación: 1h30
Vía: 5h

Alcanzamos el refugio y descendemos bajo la lluvia al aparcamiento de las Gran d’Aztau. Coche y destino al bonito pueblo de Laspaúles –valle de Isábena- (enlaza con las entrada Agujas de Perramó-.

Xaxi y Ciscu


Neveros llegando al inicio del diedro

Primeros largos






















Espolón oeste del Lezat 3107 m

10 y 11 de julio de 2013   

Ascensión número 55. Bellefon, P. (1977). Los Pirineos "Las cien mejores ascensiones y excursiones"

Amanece en el valle d’Aztau -1400 m-. Desayunamos y preparamos de nuevo material, en esta ocasión solo llevaremos unos crampones y piolet martillo para los dos. El resto lo de siempre doble cuerda, 1 martillo, juego incompleto de friends, tascones y cuatro pitones planos.

Salimos hacia el refugio de Espingo -1967 m- con amenza de tormenta… Todas las tardes –excepto en el Vignemale nos ha llovido-. Llegamos al refugio y después de dudar si comenzar por el espolón oeste del Lezat o el diedro este o gran diedro del Spijeoles. Nos decidimos por el primero y nos vamos hasta el refugio del Portillón d’Ö o Jean Arlau -2570 m- bajo una fina lluvia que más tarde –ya dentro del refugio- se convierte en una buena tormenta eléctrica y con granizo. La zona está tremendamente nevada y el lago du Portillon aún permanece en gran parte helado. 

Según la meteo mañana será bueno y por la tarde de nuevo tormentas… Abra que madrugar…!!!
El reloj toca a las 5 am y a las 6h ya hemos desayunado y en marcha. Entramos por la derecha del Lezat,  cruzando el lago por el puente para encararnos por la pendiente en unos flanqueos hacia el espolón en ocasiones algo delicados por los neveros algo helados. El día ha salido con niebla y es difícil identificar el espolón. Después de casi una hora, para arriba y para abajo, parece que identificamos el pequeño circo que describe la poco definida descripción de la vía en el libro de Bellefon.

Nos encaramos por el espolón, mojado y resbaladizo por unos largos de IV para más tarde confirmar que estamos en la vía –encontramos pitones- Pasamos la delicada placa de V+ para seguir por unos largos de IV donde comienza llover y a mojar la pared. Suerte de que la roca es un granito áspero y abrasivo que nos permite seguir avanzando en tres largos más hasta conseguir por fin llegar a la cumbre del Lezat -3107 m-. 

El descenso –algo delicado- se realiza continuando por la cresta –dirección al Cabrioles- para llegar a una ancha canal –fitas- y descender por su vía normal –importante seguir las fitas para no perderse- hasta el camino que nos lleva de nuevo al refugio.

Recogemos material y descendemos de nuevo al refugio de Espingo, en el que nos comemos un trozo de exquisita pizza -enlaza con entra Diedro del Spijeoles-.

Primera ascesión: Ch. Corneliu, P. Grelier, P. Prada y J. Prunet (19429).
Desnivel: 300-330 m.
Dificultad: D 
Horario: 4-5 horas
Aproximación: 30 minutos.
Vía: 4h30
Descenso: 1h30’

 

Xavi y Ciscu 

Refugio d'Espingo

El pic Lezat con el espolón central oeste



Lac du Potillon



Refugio Jean Arlaud


Rimaya entrada vía

Primer largo









Al fondo cresta de la Seil de la Vaque


En el pic Lezat